domingo, 22 de septiembre de 2013

Si luchas, lucha.


... escribiendo...

¿Alguna vez has luchado por algo? Pero luchar en serio, de verdad. De estas veces que te da igual cómo va a acabar la pugna, pero que sabes que tienes que combatir. De estas veces que sabes que vas abocado al fracaso, sin frenos ni casco, pero aceleras. Y llegas al precipicio, y te caes... y gritas aleluya. De estas veces.

Pues me refiero a eso, a luchar con corazón, perdiendo la cabeza con cabeza. Dejarte tres capas de piel en el suelo y rechazar las tiritas. Luchas sin nudillos destrozados contra paredes aunque pierdas. Luchas de fracaso sin penuria, de derrota satisfactoria. Por el mero hecho de luchar, por la idea de estar.

Y, a veces, cuando luchas conociendo el fracaso, encuentras el desfracaso. Y todos los pensamientos de retrovisores ajenos destrozados, de vendas en las manos, de noches escuchando Nirvana... todos esos pensamientos, se van. Y sólo piensas en lo bonito que fue luchar, y en no tener que volver a hacerlo. Porque como en toda película de acción, la lucha es comienzo y final. Un final por mí, una lucha por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario