lunes, 27 de mayo de 2013

Como luciérnagas


Qué difícil es escribir sobre el amor. Lo de "historia de chico conoce a chica" está sobreutilizado, demasiado tópico, demasiado predecible. Lo inverosímil tampoco funciona dada su inverosimilitud. Lo pasteloso es detestable. Nada funciona al hablar de amor.

Historias de relaciones para los "sin relaciones". Desamor para desenamorados. ¿Es eso escribir sobre el amor? No lo sé. Cuando intento escribir sobre amor parto de mi voluntad para caer en mi voluntad, y así pasa. Palabras con olor a tinta quedan, de color asfalto, que cuentan cosas que revolotean cerca del amor como luciérnagas cerca de un farolillo, muriendo al tocarlo.

Yo creo que las historias de amor las escriben personas sin amor a las historias. O sin amor a sus historias. Las historias de amor son despersonalizadas, escritas en tercera persona, y no hablo del narrador. Las únicas historias de amor que valen la pena son aquellas en las que la mano ha tocado las palabras que escribe, en las que los ojos que leen han llorado por ellas.

Por eso es tan difícil escribir sobre el amor. Habrá que retomar lo de "historia de chico conoce a chica".

3 comentarios:

  1. Esque estas enamorado?xq para hablar del amor tienes que estarlo

    ResponderEliminar
  2. Yo no, por eso no escribo sobre el amor y sí sobre las historias que hablan de amor, de las qué si puedo saber un poco. Pero tampoco creo que tengas que estar enamorado para hablar de amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dia q se presente no pararas de hablar de 'el tendras mil palabras ,y el dia q se despida te sentiras tristemente inspirado y hablaras del desamorr sin parar jejej

      Eliminar