lunes, 21 de mayo de 2012

Mi manifiesto estudiantil

La Universidad, lugar de estudio, lugar de reflexión, lugar de justicia... o eso dicen. La Universidad está llena de ineptos docentes, profesores pseudointelectuales que por tener un diploma colgado de su pared se creen tener la potestad de Dios. Ariscos ellos, que gracias a una otorgada pero no ganada autoridad juegan con mi futuro, o con el tuyo, adjudicándose la benevolencia de aprobarte o la, según sus miramientos, justa decisión de suspenderte. No hay explicaciones, no se cumplen las normas de Bolonia, las cuales meses antes defendieron como el futuro de la enseñanza pública. ¿Criterios de evaluación prescritos?, pues no para mí. ¿Informar al alumnado de su trayecto por la asignatura?, no por favor. ¿Respetar los horarios adjudicados por la dirección de la universidad?, jajajajajajaja.

Estamos en manos de la providencia de la docencia, desamparados entre un mar de decisiones que no se fundamentan, donde el alumnado es el mero trámite entre la cuenta bancaria de la dirección y la del profesor. ¿Y qué podemos hacer nosotros?, ¿mandar una carta formal al rectorado?, no creo que sirva de nada. Ya se hacen y se han hecho reuniones para informar la incompetencia de cierto profesor, de hecho, se ha repetido la misma reunión contra el mismo profesor en repetidas ocasiones, pero los culpables somos nosotros, que no estudiamos, que no trabajamos. La culpa siempre es nuestra, esclavos de un sistema en el que se nos deja al margen de las decisiones importantes. Yo opino que se debería empezar a mirar hacia la propia universidad, al sistema interno, y encontrar los tumores que hacen de la universidad española un verdadero cáncer.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, el problema está en el sistema universitario español y la cantidad de profesores que han accedido a su puesto de trabajo gracias a eso que comúnmente llamamos "enchufe". La calidad de enseñanza disminuye, los profesores cada vez son más nefastos y la culpa recae en el estudiante siempre.

    Buena entrada, me gusta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado leerlo, porque es exactamente lo que llevo pensando desde diciembre y lo que hemos acabado pensando todos.
    Muy bueno ;)

    ResponderEliminar