domingo, 13 de febrero de 2011

Yo también me he hundido al no ver resultados por algo que lucho cada día.

      El esfuerzo está sobrevalorado mortalmente, la frase de las madres de "Esforzándose se consigue todo lo que uno se propone" es la mayor mentira que existe; será que la propia experiencia no nos ha dado suficientes pruebas de que es mentira... de que por mucho que te esfuerces, hay cosas que no vas a lograr.
      Por ejemplo, la persona que se propone perder peso, se propone una dieta y hacer ejercicio cada día... luego llega el mes siguiente por la mañana y se sube a la váscula para ver como pesa absolutamente lo mismo que la semana anterior... que le pasa, que se hunde hasta el fondo y va a la nevera a por un helado de chocolate, conclusión, todo lo propuesto acaba en el cubo de la basura.
      Otro ejemplo es el de la persona que se mata a estudiar para luego suspender... o la persona que intenta conquistar a otra de todas las maneras posibles para que luego esta persona acabe con lo peor en la faz de la Tierra.
     Todos estos intentos de lograr algo no sirven para nada, pues te acaban deprimiendo enormemente al ver tu fracaso... entonces pensaréis, ¿qué hay que hacer? ¿dejar de intentar lograr cosas?... pues no lo sé, es algo que cada uno tenemos que decidir, si sale más rentable luchar por algo que el posible fiasco que nos llevaremos después... sinceramente, yo aún no estoy muy seguro.

Un Tipo Cualquiera

No hay comentarios:

Publicar un comentario